Trabajo en Equipo – Prácticas, Dinámicas de Grupos y Trabajo en Equipo- La Integración del Equipo (Técnicas – Juegos, Vivencias, Diagramas, Métodos)

La Integración del Equipo (Técnicas – Juegos, Vivencias, Diagramas, Métodos)

 

1. INTEGRACIÓN DE GRUPO

Objetivos: 

Comenzar la integración del grupal, partiendo de algo fundamental: conocerse mutuamente, iniciando la relación interpersonal.

Romper el hielo desde el principio y reducir tensiones

Demostrar que ningún miembro del grupo puede pasar desapercibido.

Dar una primera idea de los valores personales de  las personas participantes

Participantes: de veinticinco a treinta personas.

Tiempo: cuarenta y cinco minutos, aproximadamente.

Lugar: Una sala bastante amplia con sillas para acomodar a todos.

Proceso:

El animador comienza explicando que el trabajo que van a realizar exige que todos se sientan a gusto. Esto requiere que todos sepan quien es quien. No se llegará a un conocimiento de grupo si los individuos no se conocen. Esto se puede conseguir de varias maneras. En este ejercicio vamos a partir de la presentación por binas:

El animador pide que todos los participantes formen subgrupos de dos, preferentemente entre personas desconocidas.

Durante unos seis o siete minutos, cada dos personas se entrevistan mutuamente.

Vueltos luego al grupo único, cada persona hará la presentación del compañero al que ha entrevistado.

Nadie podrá hacer su propia presentación.

Cada persona debe estar atenta y constatar si la presentación que ha hecho de él su compañero es correcta y si corresponde a los datos que él ha proporcionado.

A continuación, el animador pide a los participantes que expresen su parecer sobre la presentación hecha por su compañero y sobre el valor que este ejercicio ha tenido para ellos.

2. TEMORES Y ESPERANZAS

Objetivo: Concienciar al grupo, al inicio del curso, sobre sus motivaciones, deseos y esperanzas, sus angustias y temores

Participantes: de veinticinco a treinta personas.

Tiempo: treinta minutos aproximadamente.

Material: una hoja en blanco y bolígrafo.

Lugar:

Una sala amplia para todos, con pupitres.

Una pizarra

Proceso:

 El animador comienza diciendo que seguramente al empezar el Curso todos abrigarán temores y esperanzas. En el ejercicio que van a hacer todos podrán expresar esos temores y esperanzas. Para ello:

Se forman subgrupos de cinco a siete personas.

Se da a cada subgrupo una hoja en blanco; se nombra u secretario que tomará nota de los temores y esperanzas de cada subgrupo.

A continuación, el animador pide que en cads subgrupo se vayan expresando los temores y esperanzas ante en nuevo curso y lo anoten en la hoja que han recibido. Van a tener para ello unos siete minutos.

Pasado ese tiempo, se forma de nuevo el grupo grande para que cada subgrupo relate lo que haya ido anotando. 

El animador hace un resumen en la pizarra o en la cartulina grande y observará que probablemente los temores y las esperanzas de los subgrupos son coincidentes o reductibles a tres.

El ejercicio puede continuar como sigue:
El animador pide que se formen de nuevo los subgrupos y cada uno de ellos estudiará más profundamente uno de los temores o de las esperanzas del grupo, sus características, sus manifestaciones, etc. cuando lo hagan. Vuelto a recomponerse el grupo grande, uno de los miembros de cada subgrupo deberá personalizar el temor o la esperanza que hayan estudiado en su subgrupo; deberá vivenciar ante los demás, y hacerles sentir, ese temor o esa esperanza.

3. ENCUENTRO ENTRE DOS GRUPOS

Objetivos: 

a) Mejorar las relaciones entre dos grupos distintos

b) Explorar la integración de grupos

Participantes: dos grupos formados por no más de quince personas.

Tiempo: dos horas aproximadamente

Material: hojas grandes de cartulina o una pizarra.

Lugar: una sala lo bastante amplia para poder situar am los dos grupos por separado.

Proceso:

El ejercicio empieza con una reunión general en la que el animador explica los objetivos y el funcionamiento del trabajo.

Se forman los dos grupos. Cada uno de ellos deberá responder en una cartulina a las siguientes preguntas:

 ¿Cómo ve vuestro grupo al otro grupo?

¿Cómo piensa nuestro grupo que le ve a él lo otro grupo?
Esto llevará aproximadamente una hora.

Se reunen de nuevo todos en asamblea y un representante de cada grupo Lee y explica a todos el contenido de la cartulina de su grupo. El animador procurará mantener la disciplina de la reunión, no permitiendo explicaciones o defensas por parte del otro grupo.

Los dos grupos se reunen de nuevo por separado para planear su respuesta a las observaciones hechas en la exposición anterior. Este trabajo llevará facilmente una media hora.

En asamblea general se exponen las reacciones de los grupos, y se hacen los comentarios apropiados a lo que se ha vivenciado en el ejercicio.

4. CIRCULOS CONCENTRICOS

Objetivos: Observar atentamente el comportamiento grupal de un participante, para posteriores observaciones.

Participantes: treinta personas aproximadamente.

Tiempo: Treinta minutos

Material: papel y bolígrafo para tomar anotaciones

Lugar: una sala con pupitres.

Proceso:

El animador divide al grupo de forma que una mitad sea grupo de acción y la otra de observación.

El grupo de acción se sienta en un círculo interno y el de observadores forma otro círculo concéntrico externo a él.

El grupo de acción inicia un debate sobre algún tema de libre elección.

El animador orientará al grupo de observadores sobre lo que deben observar en los miembros del grupo de acción. Por ejemplo, un observador anotará quien no participa; otro, quien monopoliza; otro, quien desea participar y no tiene oportunidad de hacerlo, etcétera.

Tras 10 minutos de debate, el grupo de observadores presentará sus observaciones.

Se prosigue, luego, cambiando los papeles de los participantes: los que eran antes del grupo de acción pasarán al de observación, y viceversa, y se hace lo mismo que anteriormente.

5. JUEGO DE LA VERDAD

Objetivos:

a) Conocimiento mutuo.

b) Liberacion de la personalidad.

c) Desbloqueo o desinhibición

Participantes: Unas venticinco personas.

Tiempo: Depende del número de personas que vayan a ser interrogadas en cada ejercicio, así como del número de preguntas que se les vaya a formular.

Material: una relación de preguntas a formular, o un sorteo de preguntas organizado previamente.

Lugar: una sala amplia para formar un círculo con sillas, y con una silla en el centro del círculo

Proceso:

Al comienzo, el animador dará algunas orientaciones sobre la finalidad del ejercicio, dejando claro, al mismo tiempo, que tanto el que pregunta como el que responde deben poner en el juego sentido común y buena voluntad para que el trabajo salga bien.

A instancias del animador, un miembro voluntario del grupo ocupa la silla del centro del circulo para someterse a interrogatorio.

La persona que ocupa la silla del centro promete al grupo decir “sólo la verdad” a cualquier pregunta que se le haga.

Las preguntas las formula el coordinador u otro miembro del grupo, valiéndose de la lista previamente organizada o de un sorteo de preguntas que también deben haberse preparado antes si se sigue esa forma.

Tras algunos minutos se cambia de interrogado, y así sucesivamente.

Al final, se tiene un turno de testimonios y comentarios acerca de la experiencia realizada.

6. EXPLOSIÓN DEL ANIMADOR

Objetivo: crear un impacto en los participantes mediante una dramatización exagerada, de forma que puedan percibir mejor las reacciones de los individuos.

Participantes: Aproximadamente unas treinta personas.

Tiempo: como máximo 10 minutos.

Lugar: una sala con sillas.

Proceso: 

El animador aprovecha la discusión o debate que se está teniendo, se detiene, y de repente se expresa enérgicamente: “no estáis poniendo el interés suficiente. Estoy dolido, aburrido y harto de comprobar tanto desinterés y mal comportamiento grupal. Si ustedes no lo toman más en serio, cortamos ahora mismo y me largo”.

El grupo, tan desconcertado repentinamente, manifestará reacciones que pueden ser de aprobación y, sobre todo, de reprobación de esa actitud tan violenta del animador.

En ese momento, el animador, ya calmado y tranquilo, dirá que estaba dramatizando para constatar las reacciones de los individuos del grupo.

A continuación, pedirtá a los participante que manifiesten las reacciones de temor, de culpa, de inocencia, etc., que han tenido ante la explosión del animador.

Conviene notar que la aplicación de este ejercicio requiere cierta madurez y preparación en el grupo.

7. COMUNICACIÓN

Objetivos: 

a) Mejorar nuestras posibilidades de comunicación, sea en grupo sea entre individuos

b) caracterizar los tres elementos de la conversación: intervención, interjección e interrupción.

Participantes: cualquier número de subgrupos formados por unas seis a ocho personas.

Tiempo: treinta minutos aproximadamente.

Material. Una hoja en blanco y bolígrafo.

Lugar: una sala amplia con pupitres.

Proceso:

El animador hace la presentación fijando la atención específicamente en los tres elementos de la comunicación: intervención, interjección e interrupción. Puede valerse para ello del texto que figura al final del ejercicio como anexo.

Se presenta a debate un asunto, escogido bien sea por el animador, bien por el grupo.

Se subdivide el grupo en dos subgrupos, uno de acción y otro de observación.

El animador escoge dentro del grupo de acción, a los que harán la intervención, a los que pondrán en juego la interjección, y a los que harán la interrupción.

Para lograr un mayor éxito en el ejercicio, el animador llamará aparte a los que van a realizar estas funciones y les dará las siguientes instrucciones:

 A los que intervienen: el papel de ustedes será procurar el diálogo entre los miembros del grupo de acción. Eso significa que deben prestar mucha atención e intervenir en cuanto no se entienda algo. Procurar aportar calidad y concisión al mensaje de los que hablan. Ustedes están para confirmar que el mensaje que dicen tiene éxito, que es entendido por todos. Las intervenciones de ustedes solamente se orientarán a que los demás ven que ustedes entienden; y lo único que pueden hacer es formular preguntas esclarecedoras.

A los que interrumpen: el papel de ustedes será de atropellar el esfuerzo de comunicación de los otros miembros del grupo de accion que se van a querer comunicar; introduciendo ideas nuevas, refutando otras, introducir salidas de humor no apropiadas tienes salidas descabelladas. Pero tienes que realizar tu papel con discreción para no hundir el debate; solo se trata de dificultarlo. Haz unas cuantas interrupciones, las suficientes para que quede caracterizado y perfilado bien tu papel, pero teniendo cuidado de no destruir el proceso de comunicación del grupo.

A los que exclaman: El papel de ustedes sera de apoyo y construcción, cosa que pueden hacer simplemente con movimientos de cabeza, con una sonrisa, con cualquier gesto de la mano, del cuerpo, etc.  También ustedes se pueden mostrar confusos, interviniendo con exclamaciones breves: «¿qué?», «no entiendo», «no me entero», «no me aclaro», «¿quieres repetir?».

A continuación el animador deberá instruir al grupo de observadores. Cada miembro de este grupo deberá anotar en una hoja los elementos que, a su parecer, juegan los papeles de intervención, interrupción y exclamación, además de anotar otras observaciones sobre los papeles que se están desarrollando y sobre todo lo que esta pasando.

Anexos: Intervención, interjección, interrupción

Los procesos y técnicas de comunicación son de difícil reconocimiento y mas difíciles aun de definir. No cabe duda de que necesitamos mejorar nuestras posibilidades de comunicación tanto individuales como grupales.  La intervención y la interjección son posibilidades que, utilizadas adecuadamente, pueden ayudar a eliminar la interrupción que es el tercer elemento en juego en la comunicación

Pretendemos ahora: a) Definir estos tres elementos. Procuraremos ilustrar, a través de un ejemplo concreto, como ocurren tales fenómenos en una interacción de grupo. b) Desarrollar un modelo para entrenamiento del grupo, en el que los miembros del grupo puedan identificar esos tres elementos y llegar a cambiar sus actitudes comunicativas en relación con la interrupción, de forma que sepan usar con habilidad la intervención y la interjección

La interrupción se define como un acto que distrae, interrumpe o incluso acaba con la corriente de comunicación de las personas. Se entiende por interjecciones las exclamaciones verbales o no verbales, las expresiones, imposibles de describir a veces, tales como «ah», «pero», «justo», «excelente», o un simple menear la cabeza como señal de aprobación o desaprobación

Las intervenciones son las actitudes mas expresivas del grupo.

Son oportunas cuando sirven de apoyo, de esclarecimientos que facilitan la buena marcha y la calidad de la comunicación entre los individuos.

Vamos a ilustrar estos tres procesos: Cinco personas planean pasar juntos un fin de semana. Juan, que es el anfitrión, dice a Pablo, que no sabe donde vive Juan, como llegar a su casa. Y le explica: vas hasta el cruce y tuerces en la tercera calle. Pablo le pregunta (intervención): ¿En el cruce, tuerzo a la derecha o a la izquierda? Juan le responde: A la izquierda. Y Pablo (interjección): Bien, es muy fácil Juan, entonces, continua: Así que tuerces a la izquierda, avanzas cinco manzanas y encontraras un semáforo, tu entonces… Roberto (interrupción): Déjalo, Juan, no te molestes, voy yo a buscar a Pablo y vamos juntos. (Roberto no sabia que Pablo iba a tener que ir mucho mas tarde y que por eso tenia que informarse bien).

Esta interrupción no solamente engendró confusión, sino que también hizo perder tiempo y fastidió a los demás que también estaban aprovechándose de las indicaciones que Juan daba a Pablo pues tampoco ellos tenia bien clara la situación de la casa… Juan se vio obligado a repetir todas las instrucciones que los demás ya habían captado…

En este ejemplo, la interjección podía haber aparecido de modo diferente, con un movimiento de cabeza de alguno que diera a entender que se estaba comprendiendo, o de cualquier otra forma. 

La interjección generalmente no detiene la corriente de ideas o el discurso. El acto de la intervención generalmente mejora la comunicación

Por ejemplo, uno podría haber dicho que en el cruce de que le hablaba había obras y que en consecuencia le diera otros caminos alternativos por si acaso.

La interrupción, por otro lado, no es una simple intervención en la conversación Es una verdadera interrupción y muchas veces produce tensión Una persona, al hablar, cae perfectamente en la cuenta si quien le escucha es o no receptivo. Cuando se nota que los oyentes interrumpen fácilmente o no contribuyen positivamente ni aceptan el dialogo, hay que tomar medidas preventivas que tiendan a evitar interrupciones, como hablar un poco mas deprisa, levantar un poco el tono de la voz o decir algo como «solo un minuto, por favor», «voy a terminar antes lo que estamos diciendo», etc. En resumen, la persona que sabe intervenir efectivamente contribuye a la comunicación; la que interrumpe entorpece y desplaza la atención a pianos secundarios.

La comunicación entre las personas no debe acontecer como por casualidad o accidente, sino que, por el contrario, debe ser el resultado de funciones claramente comprendidas por los interlocutores, y óptimamente ejercidas. Cada persona debe hacerse responsable de la totalidad del diálogo, intercambiando las diversas funciones según momentos y conveniencias. Todos deben efectivamente escuchar, observar y repartirse los componentes del proceso ofreciendo su contribución personal de manera manifiesta y clara. Facilitar la comunicación significa dar entradas a las intervenciones. Tales intervenciones pueden ser verbales o no y deben ser oportunas, de forma que sumen calidad al dialogo. Todos deben entender que la persona que interviene efectivamente procura ayudar a una mejor comprensión de las cosas y de las personas. No olvidemos que solamente la buena intervención tiene ese poder. 

Distorsiones: 

En la transmisión oral, los preconceptos y los prejuicios, las preocupaciones y el sentimiento se integran en el mensaje recibido y se agregan a los malos hábitos para distorsionar lo que se oye. La historia del eclipse de sol que J. R Whitaker narra en su libro «Técnica de comunicación humana» ilustra las distorsiones provocadas por las deficiencias en la recepción de la escucha.

El Capitán y el sargento-Ayudante:

– Sargento, como mañana hay un eclipse de sol, ordeno que la compañía esté formada, con uniforme de campaña, en el campo de instrucción, donde daré una explicación en tomo a este raro fenómeno que no acontece todos los días. Si, por casualidad, llueve, no podremos ver nada y, en tal caso, mantenga a la compañía dentro del cuartel.

El Sargento-Ayudante al Sargento de día:

– Sargento, por orden de mi Capitán mañana habrá eclipse de sol en uniforme de campaña. Toda la compañía habrá de estar formada en el campo de instrucción, donde el Capitán dará las explicaciones necesarias, cosa que no ocurre todos los días. Si llueve, el fenómeno sera el mismo pero dentro del cuartel.

El Sargento de día al Cabo:

— Cabo, nuestro Capitán hará mañana un eclipse de sol en el campo de instrucción. Si llueve, cosa que no ocurre todos los días, no se podrá ver nada. En uniforme de campaña el capitán dará la explicación necesaria, dentro del cuartel. 

El Cabo a los Soldados:

– Soldados, mañana para recibir el eclipse que dará la explicación necesaria sobre nuestro capitán, el fenómeno sera en uniforme de instrucción. Esto, si llueve dentro del cuartel, lo que no acontece todos los días.

8. EJERCICIO DE CONFIANZA

Objetivos:

a) Acelerar el proceso de conocimiento mutuo en el grupo.

b) Estudiar las experiencias del propio descubrimiento.

c) Desarrollar la autenticidad en el grupo.

d) Dar a todos la oportunidad de hablar y de escuchar.

Participantes: De veinticinco a treinta personas.

Tiempo: Aproximadamente treinta minutos.

Material: Un número suficiente de papeletas con Una pregunta que sera respondida en público por cada participante.

Lugar:Una sala con pupitres.

Proceso:

El animador hace una breve introducción hablando sobre el descubrimiento personal y la importancia de este ejercicio para ello.

Distribuye una papeleta a cada participante. Uno a uno, todos leen la pregunta de su papeleta y van respondiéndola con toda sinceridad.

Al terminar de hacerlo, se tiene un debate abierto sobre el ejercicio realizado.

Posibles preguntas para este ejercicios

¿Cuál es tu «hobby» preferido?¿C6mo empleas tu tiempo libre?

¿Qué importancia tiene la religión en tu vida?

¿Qué es lo que menos te gusta?

¿Qué te parece el divorcio?

¿Qué emoción tienes mas dificultad en controlar? 

¿Qué persona del grupo te resulta mas atrayente?

¿Qué comida es la que menos te gusta?

¿Qué rasgo de tu personalidad te define mejor? 

¿Cuál es ahora tu mayor problema?

En tu infancia, ¿cuales fueron los mayores castigos o criticas que recibiste?

Cuando eras estudiante, ¿en qué actividades participaste?

¿Cuales son tus mayores recelos respecto a este grupo? 

¿Qué queja tienes respecto a tu vivencia grupal? 

¿Te gusta tu nombre?

¿A quién del grupo escoges como líder?

¿A quien escoges para ir con él de vacaciones?

¿Prefieres vivir en un piso o en una casa de campo?

¿Qué país te gustaría visitar especialmente?

¿Cuales son algunas de las causas de la falta de re1ación entre algunos padres e hijos? 

 Si fueras Presidente del Gobierno, ¿cuál seria tu meta prioritaria?

9. MINI-CLASE

Objetivos:

Desarrollar en los participantes la capacidad de improvisación, síntesis, claridad y valorización. 

Participantes: De veinticinco a treinta personas.

Tiempo: Unos treinta y cinco minutos.

Material: Preparar tantos temas como participantes.

Lugar: Una sala amplia como para poder formar un circulo con sillas para cada participante.

Proceso:

Esta mini-clase se hace cuando un grupo tiene dificultades de expresión, esta inhibido o es difuso en sus formulaciones y expresiones.

El animador entrega a cada uno un tema sobre el que deberá exponer sus propias ideas durante dos o tres minutos.

La persona anterior o posterior dará una nota al expositor, aunque no se le comunique hasta el final de todo el ejercicio.

La mini-clase admite diversas variaciones tales como:

a) En lugar de dar un tema a cada participante se le dan algunos pensamientos, para que el expositor se pronuncie sobre ellos comentándolos. 

b) se puede dar una papeleta en blanco para que cada participante pueda proponer en ella por lo menos dos asuntos de actualidad o noticias recientes de periódicos. Se recogen los asuntos y se distribuyen como vayan saliendo para que cada participante dé su mini-clase escogiendo uno de los temas que constan en su papeleta.

Al final todos exponen sus testimonios sobre la experiencia vivida. 

10. CUALIDADES

Objetivos:a) Concienciar a los miembros del grupo para que sepan obsevar las buenas cualidades de las otras personas.

b) Que las personas descubran cualidades hasta ahora ignoradas por ellas mismas.

Participantes: De veinticinco a treinta personas.

Tiempo: Cuarenta y cinco minutos aproximadamente.

Material: Bolígrafo y papeletas.

Lugar: Una sala adecuadamente amplia como para colocar a todos en un circulo, cada uno en un pupitre.

Proceso:

El animador comenzaré diciendo que, en la vida diaria, las mas de las veces las personas observamos mas los defectos que las cualidades de los demás. Ahora todos van a tener la oportunidad de realzar una cualidad de los compañeros.

El animador distribuye una papeleta a cada uno. Y cada cual escribe en ella la cualidad que, a su parecer, caracteriza mejor a su compañero de la derecha.

La papeleta deberá ser completamente anónima, sin ninguna identificación. Por ello, no deberá constar el nombre de la persona de la derecha, ni se deberá firmar. 

Luego, el animador pide a todos que doblen la papeleta; se recogen y las redistribuye.

Hecha la redistribución, comenzando por la derecha del animador, uno a uno irán todos leyendo en voz alta la cualidad que consta en la papeleta, y la ira asignando, el que la lee, a la persona del grupo a la que, a su entender, se ajusta mejor esa cualidad. Solo podrá asignársela a una persona. Y deberé manifestar muy brevemente por qué ve él que esa cualidad caracteriza a esa persona.

Puede suceder que una misma persona del grupo sea señalada mas de una vez como portadora de cualidades; por eso, al final, cada uno dirá públicamente la cualidad que él asigne a la persona de su derecha.

Al final, el animador pide a los participantes que den sus testimonios sobre lo vivenciado en toda la marcha del ejercicio.

11. DRAMATIZACIÓN

Objetivos:

a) Mostrar el comportamiento de grupo de los miembros participantes.

b) Realizar el «feedback» de un compañero para comprenderle mejor. 

Participantes: 

De veinticinco a treinta personas.

Tiempo: 

Treinta minutos aproximadamente.

Lugar:

Una sala con sillas o pupitres.

Proceso:

El animador presenta un asunto a discutir y se comienza el debate. 

Pasados diez minutos, el animador orienta a los participantes para que, en los próximos diez o quince minutos, cada uno procure identificarse con su compañero de la derecha esforzándose por imitarlo en la discusión.

Cada participante intentaré obrar exactamente como lo hace su compañero de la derecha, imitando su comportamiento de Equipo 

Es de la máxima importancia que cada cual consiga identificarse con su compañero.

Podrá hacerse este mismo ejercicio, dejando en libertad el que cada cual escoja al compañero con que quiere identificarse; queda entonces a los demás la tarea de reconocerle.

12. DIAGRAMA DE INTEGRACIÓN

Objetivos:

Presentar una ilustración gráfica de como se relacionan entre si los miembros de un grupo.

Participantes: Aproximadamente veinticinco personas.

Tiempo: De quince a veinte minutos.

Material: Papeles y bolígrafos.

Lugar: Una sala con sillas y una pizarra.

Proceso:

El animador distribuiré una papeleta a cada uno para que todos escriban en ella el nombre de «la persona mas importante para la buena marcha del grupo»; o también de «la persona del grupo cuyas ideas son mas aceptadas».

El animador a los participantes que deben firmar su papeleta con letra muy clara.

Recogidas las papeletas, se hace un diagrama en pizarra, marcando con un circulo el nombre de la persona escogida y con una flecha que comienza en el nombre de la persona que escoge y va hasta la escogida. Asi, si Pedro fue escogido por Pablo, y si José también escogió a Pedro y Maria escogió a Pablo, el diagrama mostrará la presentación siguiente:

 Pablo ⟶ Pedro⟵ José

  

María

13. CLÍNICA DEL RUMOR

Es una experiencia de grupo mediante la cual se demuestra coma se crean los rumores y se distorsiona la realidad a través de testimonios sucesivos.

Se trata de una experiencia de gabinete mas que de una tarea o proceso grupal, pero interesa directamente al grupo ya que el rumor se produce en las relaciones interpersonales. Por ello suele ser una de las actividades de los grupos de aprendizaje.

La experiencia consiste en demostrar vivencialmente algunos de los aspectos de la creación del rumor; concretamente, cómo a través de sucesivas versiones sobre un hecho, se va modificando la realidad en los testimonios de los transmisores

Es una experiencia muy útil para ensenar a la gente a prevenirse de informaciones distorsionadas o erróneas, de inexactitudes a veces intencionales, y a veces inconscientes, de prejuicios y prevenciones que perjudican las buenas relaciones humanas. En los ambientes institucionales es particularmente útil y efectiva Los rumores son un problema de carácter psicosocial que bien vale la pena considerar en un grupo.

La “Clínica del rumor” nació en los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial, con apoyo periodístico, como una de las formas de enfrentar a los múltiples rumores surgidos como consecuencia de la crisis bélica. (Ver: Psicología del rumor, por Allport y Postman; Ed. Psique, Bs. As., 1964). La experiencia grupal llamada “Clínica del rumor” suele hacerse con dos tipos de estímulos uno gráfico y otro verbal.

Los “actores” de la prueba deben transmitirse lo que han visto u oído, de uno a otro, lo cual da finalmente un testimonio bastante desfigurado (“método de reproducción serial”).

COMO SE REALIZA

A) Con Un Estimulo Gráfico

PREPARACIÓN 

El director de un grupo que desee realizar esta prueba debe comenzar por proveerse de una lamina grande o un diapositiva que represente una escena en la cual figuren alrededor de veinte detalles significativos (personas, animales, cosas). Dispondrá también de un aparato grabador o de un taquígrafo, para registrar textualmente los sucesivos testimonios. Suelen usarse laminas en que los objetos y situaciones son dibujados con cierta ambigüedad, con el objeto de poder observar la capacidad de percepción de los sujetos de experiencia. También resulta interesante utilizar dos laminas a la vez.

DESARROLLO

El director invita a que seis o siete personas se presten para actuar como protagonistas de una experiencia interesante. Solicita a estas personas que se retiren del local por un momento, diciéndoles que cuando se las llame, una por vez, deberán escuchar atentamente lo que se les diga y repetirlo “lo mas exactamente posible”. (No se les informa sobre el objetivo de la prueba, aunque poco importa que lo conozcan, pues esto no varia mayormente el resultado).

Se coloca ante el grupo la lamina grande o se proyecta el diapositiva, pero de modo tal que no sea visible para las personas que van entrando.

El director llama a una de las personas que han salido, y pide a un espectador previamente designado que describa la lamina en voz alta mientras el primer sujeto de la experiencia presta atención al relato sin ver la lamina. 

Antes de comenzar la descripción de la lamina se hace funcionar el grabador, el cual registrara todo el proceso hasta el final de la experiencia. 

A través de esta primera descripción directa de la lamina el grupo podrá ya advertir “cuan eliminadora de detalles e imperfecta puede ser una percepción aun cuando sea descripta por un testigo que este en ese momento observando directamente la escena” (Allport).

Terminada la descripción de la lamina al primer sujeto, se llama al recinto a un segundo sujeto de experiencia, el cual se coloca junto al primero, sin que ninguno de los dos vea la lamina. El primer sujeto describe entonces al segundo lo que acaba de escuchar, haciéndolo con la mayor fidelidad posible. Luego puede sentarse entre los espectadores pues su tarea ha terminado.

Se hace entrar al tercer sujeto y se procede del mismo modo que en el paso anterior; el segundo relata al tercero lo que acaba de escuchar. Así sucesivamente con todas las personas que habían salido del recinto, hasta que el ultimo de ellos repite ante el publico lo que el penúltimo le ha relatado. Aquí termina la experiencia propiamente dicha. (Se corta el grabador).

Tras la ultima descripción se podrá advertir hasta qué punto el testimonio se ha ido apartando de la realidad a través de las sucesivas versiones. Es corriente que esto cause hilaridad; y es frecuente también que se desee escuchar la grabación realizada.

El grupo discute finalmente la experiencia y extrae las conclusiones de la misma, en cuanto puede ser útil para demostrar el mecanismo del rumor.

b) Con un estimulo verbal

PREPARACIÓN

En lugar de la lamina, el director debe proveerse de un relato imaginario y anecdótico que contenga unos veinte detalles significativos memorizables.

DESARROLLO

El mecanismo de la prueba es igual al anterior. Solo que en lugar de describir la lamina, se lee el relato al primer sujeto, éste lo repite con la mayor fidelidad posible al segundo, éste al tercero, y así sucesivamente hasta que el ultimo lo repite al publico. Entonces se relee el texto original para comparar.

Sugerencias prácticas

—La experiencia puede repetirse cuantas veces se desee, con distintos grupos.

—El propio director o experimentador puede confeccionar o proyectar las laminas para la prueba, o seleccionar los dispositivos, eligiendo escenas de cierta complejidad en las cuales figuren muchos detalles memorizables. Generalmente se utilizan escenas callejeras.

— La prueba del rumor suele utilizarse como introducción o iniciación de un debate, conferencia o reunión de grupo en la que se trate el tema del rumor, de las relaciones humanas, del testimonio, etc.

—La duración de la experiencia es de aproximadamente 15 minutos.

EL RUMOR EN EL GABINETE Y EN LA VIDA REAL

Con el objeto de esclarecer el valor de la experiencia y su significación con respecto a la realidad social, pueden hacerse conocer al grupo las siguientes reflexiones, tomadas del libro de Allport y Postman ya citado:

“Debemos admitir que el control, en el gabinete, es posible solo a costa de una extrema simplificación. Al canalizar en un terreno artificial la reproducción “seriada”, sacrificamos la espontaneidad y naturalidad de la situación del rumor. En lugar de las hondamente enraizadas motivaciones que normalmente sustentan la difusión de rumores, hallamos que el “éxito” del rumor depende de la voluntad del sujeto de cooperar con el experimentador. En la situación experimental, la hostilidad, el miedo y la gratificación del “yo” hallan expresión harto limitada. Ni se puede medir la influencia de la amistad personal entre relator y oyente (esto es, la peculiar vinculación que por lo común existe en la difusión de los rumores). Fuera del gabinete. el narrador tiende, por lo común, a agregar color (sentimiento, humor o entusiasmo) acepción y la transmisión del rumor, lo cual atenta mas contra su fidelidad; y además no existe un experimentador y un publico que controlen la exactitud de lo que se dice. Y sobre todo, “las condiciones de motivación son aquí totalmente diferentes.”

“Valor didáctico. La razón por la cual la mayor parte de nuestros experimentos fueron llevados a cabo en presencia de espectadores esta en que aquéllos son útiles y vividas demostraciones de la psicología del rumor, validas para todos los públicos de todas las clases. Los experimentos de gabinete jamas dejan de revelar las características esenciales del proceso de transformación que el rumor sufre. Estas sesiones jamas decepcionaron ni al disertante ni a la concurrencia.” 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s