Principio del Intelecto de Ralph Waldo Emerson


Intelecto


El intelecto y razonamiento significan, para la persona común la consideración de verdades
abstractas. Las consideraciones del tiempo y de lugar, de usted y de mí, de ganancia y perjuicio,
tiranizan las mentes de la mayoría de los hombres. El intelecto separa el hecho considerado, de usted, de toda referencia local y personal, y lo percibe como si existiera por su propio bien.


El que está sumergido en lo que trata de personas o lugares no puede ver el problema de la
existencia. El intelecto pondera siempre sobre esto. La naturaleza muestra que todas cosas se
formaron y se ligaban. El intelecto perfora la forma, sobrepasa la pared, detecta la semejanza
intrínseca entre cosas lejanas y reduce todas las cosas a unos pocos principios.


El hacer de un hecho el tema del pensamiento lo levanta.
Cada hombre contempla su condición humana con un grado de melancolía.


Como una embarcación es destruida por las olas, el hombre, encerrado en la vida mortal, yace
abierto a la merced de eventos repentinos. Pero una verdad, separada por el intelecto, no es más un asunto del destino. La contemplamos como a un dios alzado encima del cuidado y miedo. Y así con cualquier hecho en nuestra vida, o cualquier registro de nuestras ideas o reflexiones, desenredado de la red de nuestra inconsciencia, se vuelven un centro impersonal e inmortal.
Lo que es dirigido a nosotros para meditación no nos amenaza, pero nos hace seres intelectuales.
Nuestra acción espontánea es siempre la mejor. Usted no puede con su mejor deliberación y
atención acercarse a ninguna pregunta tanto como su mirada espontánea la traerá, mientras usted se
levanta de su cama, o pasea por la mañana después de meditar el asunto antes de dormir la noche
previa.


Tenemos poco control sobre nuestras ideas. Somos prisioneros de las ideas. Nos atrapan por
momentos en su cielo y nos atraen tan completamente que no nos llevamos idea por el mañana,
mirando fijamente de la misma manera que los niños, sin un esfuerzo de hacerlos nosotros mismos.


Dentro de poco perdemos ese éxtasis, meditamos donde hemos estado, lo que hemos visto, y
repetimos tan honestamente como podemos lo que hemos contemplado. Hasta donde podemos recordar estos éxtasis llevaremos en la memoria indeleble su resultado, y todos los hombres y todas las eras lo confirman. Le llamamos Verdad.

Pero en el momento en que dejamos de reportarlo e
intentamos corregirlo y encontrarlo, ya no es la verdad.
¿Cuáles la tarea más difícil en el mundo entero? Pensar. Me pongo en la actitud para afrontar
directamente una verdad abstracta, y no puedo.


Parece como si la ley del intelecto se parecía a esa ley de la naturaleza por la que ora inspiramos,
ora expiramos el aliento, por que el corazón atraen y luego expulsa la sangre, – la ley de la
ondulación. Ahora usted debe trabajar con su cerebro, y ahora usted debe abstenerse su actividad y ver lo que la gran Alma demuestra.


Cada verdad que un autor adquiere es una linterna, que se vuelve sobre los hechos y las ideas que
yacen en su mente, y, contemplad, todos los felpudos y basura que habían ensuciado su desván se
vuelven preciados. Cada hecho trivial en su biografía personal se vuelve una ilustración de este
nuevo principio, revisita el día, y fascina a todos hombres por su picante y nuevo encanto. Los
hombres dicen “¿Dónde consiguió esto?”, y piensan que había algo divino en su vida. Pero no; ellos
tienen miríadas de hechos igual de buenos, solamente necesitan una lámpara para saquear sus
propios áticos.
Somos todo sabios. La diferencia entre personas no está en la sabiduría sino en el arte.
Cada mente tiene su propio método. Un verdadero hombre nunca adquiere reglas después de la
universidad. Lo que usted ha agregado en una manera natural sorprende y deleita cuando es
producido. Porque no podemos supervisar el secreto de cada otro. Y por lo tanto las diferencias
entre hombres en su talento natural son insignificantes en comparación con su riqueza común.
¿Usted piensa que el portero y el cocinero no tienen ninguna anécdota, ninguna experiencia,
ningunas maravilla para usted? Todo el mundo conoce tanto como el sabio.
Las paredes de las mentes descorteses están garabateadas en todas partes con hechos, con ideas. Un
día traerán una linterna y leerán las inscripciones. Cada hombre, en el grado en que tiene ingenio y
la cultura, encuentra su curiosidad recrecida con respecto a los modos de vida y pensamiento de
otros hombres, y especialmente de esas clases cuyas mentes no han sido dominadas por el ejercicio
de la educación escolar.
Al don debe siempre llevarle dos obsequios, la idea y la publicación.
El intelecto constructivo produce las ideas, las oraciones, los poemas, los planes, los diseños, los
sistemas. Son la generación de la mente, el matrimonio de la idea con la naturaleza.
Es cierto que el intelecto discernidor del mundo es siempre mucho mejor que el creativo, así que
hay muchos jueces competentes del mejor libro, y pocos autores de los mejores libros.
El intelecto es un todo y exige la integridad en cada trabajo. Este es resistido equitativamente por la
dedicación para una idea sola de un hombre y por su ambición de combinar demasiado.


La verdad es nuestro elemento de la vida, pero si un hombre aboca su atención sobre un único
aspecto de la verdad y se dedica a eso a solas por mucho tiempo, la verdad se distorsiona y se
vuelve mentira; se parece al aire, que es nuestro elemento natural, y el aliento de nuestras ventanas
nasales, pero si un torrente del mismo es dirigido sobre el cuerpo por un largo rato, causa frío,
fiebre, e incluso la muerte.
Ni por desinterés ni por conjunto es la integridad del intelecto transmitida a sus obras, sino por una vigilancia que lleva al intelecto a su grandeza y su mejor estado para operar en cada momento. Debe tener la misma integridad que tiene la naturaleza.
El intelecto debe tener perfección semejante en su aprensión y en sus obras. Para esta razón, un índice o mercurio de la competencia intelectual son la percepción de identidad.
Somos picados por el deseo por nuevas ideas; pero cuando recibimos una nueva idea es solamente el viejo pensamiento con una cara nueva, y aunque lo hacemos nosotros mismos ansiamos otro en un instante; no somos enriquecidos realmente. Porque la verdad estaba en nosotros antes de que nos
fuera reflejada en objetos naturales; y el genio profundo invocará la semejanza de todas criaturas en cada producto de su ingenio.


El progreso de cada hombre es a través de una sucesión de profesores, cada uno de quien parece en
el momento tener una superlativa influencia, pero que al final dan el puesto a uno nuevo. .
Quién deja todo, recibe más. Esto es cierto tanto intelectual como moralmente. Cada nueva mente a
la que nos acercamos parece requerir una abdicación de todas nuestras pertenencias anteriores y
actuales.
Una nueva doctrina parece al principio una subversión de todas nuestras opiniones, gustos, y
manera de vivir. Tome agradecidamente y con ganas todo lo que le pueden dar. Cánselos, luche con
ellos, no los deje ir hasta ganarse su bendición, y después de una breve temporada la consternación
será sobrepasada, el exceso de influencias se retractará, y no serán más un meteorito alarmante, sino
otra estrella brillante brillando serenamente en su cielo y combinando su luz con la de todo su día.
Dios ofrece a cada mente elección entre la verdad y el reposo. Tome el que usted quiera – usted
nunca puede tener ambos. Entre éstos, como un péndulo, el hombre oscila.
Aquel en que el amor de la verdad prevalece se guardará distante de todas amarras, y flotará. Se
abstendrá del dogmatismo, y reconocerá todos los negativos opuestos entre el que, como paredes, su
ser es balanceado. Accede a la contrariedad del suspenso y la opinión imperfecta, pero es un
candidato para la verdad, como el otro no es, y respeta la ley más alta de su ser.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s